Nuevo taller autodefensa feminista avanzado

Nuevo taller autodefensa feminista avanzado

Nuevo taller de Autodefensa Feminista, de nivel avanzado, el 13 y 20 de noviembre de 2019 en el Centro Cívico de San Ignacio, en horario de 16:30 a 20:30.
Es un Taller gratuito, dirigido a mujeres que tengan más de 16 años y ya hayan realizado el taller de nivel básico.
Será impartido por Isabel Bernal, Psicóloga y experta en Malos Tratos y Violencia de Género, y conductora de talleres de autodefensa desde hace 15 años.
Para participar hay que inscribirse antes del 1 de noviembre en: servimujer@modulodeustosanignacio.org
Para más información podéis llamar al: 94 475 94 72, ext.1 (de 8,30 a 14 h.)

 

autodefensa2019noviembre

Relaciones tóxicas. Reflexiones de nuestro encuentro en septiembre

Relaciones tóxicas. Reflexiones de nuestro encuentro en septiembre

El sábado pasado nos juntamos en un grupo pequeño en el Módulo, dentro de la programación de encuentros para mujeres jóvenes. Nuestro objetivo: hablar de relaciones tóxicas. Pero sobre todo, recoger los aprendizajes y experiencias de cada una, en un espacio de comprensión y confianza. 

Cada una hablamos de lo que entendíamos por una relación tóxica, y tratamos de diferenciar cuándo ésta se transforma o traspasa el límite a ser en realidad una relación violenta, identificando sobre todo, que cuando existe un ejercicio desequilibrado de la violencia, la etiqueta de “tóxica” se queda muy corta. Hablamos de relaciones tóxicas con amistades, en la familia, en el trabajo. También de cómo darnos cuenta de si una misma puede estar siendo tóxica, o de qué podemos hacer si nos damos cuenta de que estamos en una relación donde impera esta toxicidad, o cómo podemos ayudar a alguien que lo esté.

Durante la reflexión conjunta, compartimos nuestras ideas sobre las relaciones de poder y asimetría, sobre cómo se transmite generacionalmente la violencia y cómo nuestra cultura nos enseña conductas violentas romantizadas en forma de amor o cuidado, en ejemplos como “lo hago por tu bien, es lo mejor para los dos”… También nos dimos cuenta de lo normalizada que está la violencia en el ámbito escolar y cómo eso va creando que ciertas personas estén acostumbradas a utilizar mecanismos violentos para relacionarse, pero también de la influencia que tiene para todas ver el acoso, ser testigo de ello o pensar que te va a poder pasar.

Encontramos entre nuestras estrategias, que a veces lo que más nos ayuda con una relación tóxica es tomar distancia o bien física, o si es imposible por las circunstancias, al menos psicológica, para poder valorar con el tiempo como se encuentra la relación, cómo me siento yo o qué ha hecho la otra persona en ese tiempo. También hablamos de que a veces socialmente no se nos permite tomar esa distancia, especialmente cuando se trata de un vínculo familiar, pero cómo, aún así, en muchas ocasiones esa distancia es salvadora. Otras estrategias que comentamos fueron la escucha de nuestro cuerpo y sus señales, la mejora de nuestra red social, tener proyectos propios, para mejorar nuestra autonomía, la necesidad de trabajar en terapia en ocasiones, o poder compartir en grupos. Y saber, sentir y re-sentir, que merecemos que nos quieran bien, que nos quieran bonito.

encuentro-relaciones-toxicas-septiembre-ianire

Una de las compañeras del grupo identificó que en relaciones en las que tenemos más bajas las defensas, por la aparente igualdad que existe entre nosotras, puede haber un mayor riesgo de que nos hagan daño sin enterarnos. Por eso muchas de las que nos acompañaron en este encuentro identificaron haber vivido toxicidad en relaciones con amigas, con otras mujeres, o incluso en colectivos feministas. Esto nos hizo hablar del poder, y de cómo si no somos conscientes de cómo lo manejamos podemos reproducir mecanismos patriarcales y competitivos de forma automática.

Las asistentes se sintieron muy agradecidas de poder compartir experiencias y analizar juntas la toxicidad y violencia en los vínculos o relaciones. Nos sorprendió mucho que a pesar de que normalmente se coloca la etiqueta de “relación tóxica” a la pareja, hemos hablado prácticamente de otro tipo de relaciones, con lo que nos fuimos con la sensación de haber podido profundizar y reflexionar juntas, y que es necesario tener estos espacios donde, con confianza y sostén por parte de la dinamizadora del grupo, podamos expresar vivencias, preguntarnos y cuestionarnos y a la vez, legitimarnos juntas.

Gracias a las que acudisteis por primera vez, a las que volvisteis y a las que seguís.

Nos vemos en octubre!

Ianire Estébanez. Sábado 28 de septiembre, 2019. 

Encuentros de empoderamiento para mujeres jóvenes, ultimo cuatrimestre 2019

Encuentros de empoderamiento para mujeres jóvenes, ultimo cuatrimestre 2019

Este es el cartel de nuestros próximos encuentros para mujeres jóvenes, realizado en colaboración con Zororak Elkartea, e ilustrado por Amaia Ballesteros.

Cartel encuentros segundo cuatrimestre 2019

 

El mes de septiembre, será nuestro tiempo para hablar de “Relaciones tóxicas”, en un encuentro de grupo pequeño, con la dinamización de Ianire Estébanez, que nos acompañará en todos los encuentros. En octubre, y junto con Itziar Cantera reflexionaremos sobre el derecho a reivindicar la ira en las mujeres como forma de poner límites en el encuentro “La ira también es nuestra”. Noviembre, dará paso a contar con Ziortza Karranza, en un encuentro en el que debatiremos sobre “Amor y convivencia”. Finalizando en diciembre con el encuentro sobre “Heroínas de cine” con nuestra compañera historiadora Maria Castejón.

Recuerda que para participar en cualquiera de ellos, es imprescindible apuntarse, escribiéndonos a yoligoyodecido@gmail.com indicando tu nombre, edad y forma de contacto.

¡La noche, la calle, la IRA también son nuestras! Itziar Cantera

RENUNCIAR A NUESTRA IRA NOS CONVIERTE EN VÍCTIMAS

¡La noche, la calle, la Ira también son nuestras!

A las mujeres se nos ha enseñado a elegir, entre el tú y el yo, siempre el tú, entre tu bienestar y el mío, siempre el tuyo. El coste es la autoinmolación, la renuncia al desarrollo personal, el quedarnos pequeñas y viviendo en un mundo encogido, el renunciar a nuestra ira que nos aboca a sentirnos víctimas, injustamente tratadas, impotentes, y resentidas. Acarreando una gran cantidad de irritación, perdiendo la fuerza que nos da el enfado y viviendo bajo la alargada sombra de la culpa. PORQUE A PESAR DE NO DARNOS EL DERECHO DE ENFADARNOS CON ORGULLO Y CON PERMISO, NOS SENTIMOS CULPABLES SOLO POR SENTIRLO REMOTAMENTE O CLARAMENTE.  Por todo esto y para, además, poder seguir aguantando, gran cantidad de mujeres viven reguladas por la medicación, antidepresivos y ansiolíticos. Como decía un slogan del 8 de marzo “más feminismo, menos Prozac”

Renunciar a nuestra IRA nos convierte en víctimas sometidas

Si somos víctimas, no podemos decidir, ni cambiar, solo esperar a la buena fortuna, a que el otro/la otra se ponga en mi lugar y quiera mi bienestar, a que se dé cuenta de que tiene que cambiar etc.

Si somos víctimas no estamos en posición de decidir, vamos a dejar que nos decidan.

Si somos víctimas somos NO RESPONSABLES, nos ahorramos el trabajo de pensar, de decidir y de poner en práctica. Nos evitamos la interlocución activa, trasparente y responsable con la otra/el otro, nos ahorramos la negociación. La víctima acumula miles de razones que justifican su sentimiento de agravio, pero” no por mucho acumular razones avanzamos más temprano” si no nos acompaña el coraje de “el aguantar se va a acabar” acumular razones “nos tapará la salida de la cueva”.

 La posición de víctima es una trampa mortal, “nunca máis.

Queremos PODER DECIDIR Y SER RESPONSABLES DE NUESTRA VIDA, y para ello necesitamos poder contar también con la fuerza de nuestra Ira. Porque la Ira, bien gestionada es energía poderosa y autoafirmante, es dirección, es resistencia y es empuje. El enfado nos ayuda a distinguir, a elegir, a decidir, a dibujar el cambio y a realizarlo. Así que a las mujeres del siglo XXI nos toca reconciliarnos con ella, rescatarla, legitimarla y aprender a gestionarla bien.

TODAS Y TODOS TEMEMOS DEJAR DE SER AMADOS, pero por eso ellos mandan y nosotras obedecemos, por eso ellos se enfadan y nosotras, tragamos enfados prohibidos.

PERO……

 “…yo no quiero que me arrullen con cuentos, que no quiero que me sellen la boca con cuentos, que no quiero que me entierren con cuentos y que vengo de muy lejos y me sé todos los cuentos …” cantaba Soledad Bravo el poema de León Felipe, necesitamos con urgencia generar una nueva narrativa más justa y veraz con las mujeres y hasta con los hombres. Una narrativa en la que no desplacemos, no proyectemos sobre el otro género, en la que no haya elegidos por Dios ni siervas de este, sino que ellos y nosotras apechuguemos con nuestra fragilidad y nuestra ambición de ser más, lo más posible.

LA renuncia, la dimisión, no pueden ser el eje articulador de la vida de las mujeres. La resistencia, la consistencia, la presencia, SÍ. Conjugar la primera persona del singular Yo, aprendizaje necesario para sustituir el abuso del Nos. ¿Las primeras interesadas? nosotras claro. ¿Los mayores resistentes al cambio? ellos porque pierden mucha y gratuita cobertura, la tarifa plana que tenían con nosotras. Pero, con ganancia y todo, nosotras lo abordamos con miedo ¿y si, por ponerme tiesa, me quedo más sola que la una? Parece que nosotras también sentimos que nos quedamos sin cobertura, si ellos se enfadan y nos dejan. Cuánto nos han repetido que sin ellos no somos nada y cuán real ha sido además cuando no podíamos ni sacar dinero del banco sin su firma.

Pero ahora, desde hace poco, tenemos razones y horizontes para poder reafirmarnos sin temor a la bancarrota, al ostracismo, al fracaso, a la soledad. ¿Por qué? Porque nuestras narrativas están cambiando, ya no son cuentitos que nos arrullan, además no queremos seguir haciéndonos las durmientes dormidas.  Porque contamos con el amor a la vida de las otras que nos acompañan bien en danza hermosa, compartiendo la libre y maravillosa sensación de que este mundo es también nuestro y lo vamos a mejorar, ¡gustatzen ez zaiguna aldatzera goaz!

Emakume zuzenak, ………, konplize ditut eta maite ditut denak! Porque reconociendo nuestra potencia vital, dejándonosla sentir,ira included,  encontramos sentido, deseo y dirección. No sólo el amor es fuente de luz y de energía, también lo es el disentir y el desacuerdo, somos cada cual un ser de luz que tiende al infinito, y ni puede ni debe dejar de tender a lo más allá que sea posible, porque ese es nuestro destino humano; desarrollar, desenredar, propulsar la vida dejando atrás lo que nos recorta y minimiza.

Las mujeres somos seres individuales, no seres nacidos para diluirse en un nosotros, ni para pertenecer a un tú, hombre.

Las mujeres buscamos a las otras y a los otros para ser más, no menos.

Si nos emparejamos lo hacemos también para ser más, para que la pareja sea más y para sentir, a ratos, que somos mucho más que 2, que también es muy grato.

Por todo ello, la empatía, la sensibilidad, la generosidad, el amor a la vida, virtudes que acompañan a nuestro “ser buena mujer”, son desarrollos a celebrar, a aplaudir, a valorar y a utilizar mejor, poniéndolas al servicio de nosotras mismas, de nuestro cuidado, de nuestro desarrollo personal. Pero ese modelo de buena mujer nos victimiza, hay que completarlo, integrando también la rabia y el enfado como inexcusables de estar viva, gestionándolos con inteligencia para ganar autoridad y fuerza. Entonces sí, es perfecto.

Aquí las mujeres del siglo XXI seguimos con el trabajo de construir y vivir dentro de un ideal de ser mujer que nos haga justicia y nos potencie hasta el infinito y más allá, NO MÁS RECORTES.

Es tarea, es trabajo, pero interesado y todo a mayor gozo de Ser Mujer Libre. Además, trabajo siempre nos ha sobrado, pero a trabajar para sí vamos a aprender, con el inestimable apoyo y ayuda de las otras como yo, que me van a jalear cuando necesite, reconocer cuando me haga falta, esperar a que llegue, para celebrar juntas la alegría de la meta alcanzada, ser reales, consistentes, presentes, potentes y verdaderas.

 ¡Somos mucho más que cuando empezamos!

 Yo no soy esa…

A quien le importa

A mi manera

Ya no soy una muñeca vestida de azul, ni me oprime la talla 36, etc.….

Y lo que nos queda por cantar, ¡Qué alegría que alboroto!!!

 

Itziar Cantera Sojo, 26 de julio de 2019

Emociones y mujeres, ciclo menstrual y tuppersex, las últimas citas para mujeres jóvenes

Emociones y mujeres, ciclo menstrual y tuppersex, las últimas citas para mujeres jóvenes

Dentro del Programa de encuentros para mujeres jóvenes Yo decido, durante 2019 seguimos realizando un encuentro mensual. Los tres últimos meses han estado completos de plaza, y con estupendas evaluaciones!

En abril tuvo lugar el encuentro “Emociones y mujeres: Miedo, rabia y culpa“, en el que trabajar y reflexionar juntas en torno a emociones que tienen una incidencia de género. El miedo, en cuanto a emoción aprendida e inculcada en las mujeres; la culpa, como emoción social que se educa de manera férrea en nuestro imaginario, y por último, la rabia, como emoción que normalmente es prohibida en las mujeres.

Foto 13-4-19 11 50 18

Foto 13-4-19 14 07 47

En mayo, nos juntamos en el Módulo para realizar una dinámica de “Conocimiento del ciclo menstrual”, de la importancia de registrar y conocer cada una de sus fases, entender las emociones y energías que implican cada una de ellas, y la necesidad de aceptar la ciclicidad de las mujeres.

Foto 17-5-19 21 11 19

 

Por último, en junio, en colaboración con la asociación de mujeres Zororak, se organizó un especial “Tuppersex educativo”, llevado a cabo por Inma Merino, sexóloga de Lura. Fue una oportunidad para aprender y debatir sobre sexualidad, con perspectiva de género y para cerrar con ganas este ciclo de encuentros de enero a junio. En septiembre, volveremos con más!

Foto 8-6-19 11 55 58

Foto 8-6-19 13 44 43

No te olvides seguirnos en redes para enterarte de los próximos encuentros. Yo ligo yo decido en Facebook, Instagram y escribiéndonos al mail yoligoyodecido@gmail.com